El Palm Beach de los presidentes.- por Isaac Macip

El Palm Beach de los presidentes.- por Isaac Macip

Cuando viajo me gusta explorar lugares seductores, me gusta acercarme a caminos andados por personajes, me gusta tocar la historia. Antes de tomar el avión o el coche busco puntualmente los sitios que me prometan algún relato. Me place dar con lugares donde ocurrieron hechos trascendentes. Me gusta mirar, escuchar y vivir, al menos por un instante, aquello que también experimentaron hombres y mujeres que de alguna manera se pudieran considerar relevantes.

Esta vez decidí recorrer uno de los vecindarios más exclusivos del mundo, pero más allá del lujo, una ciudad que conserva con detalle las memorias de sus personalidades. Figuras de la historia de los Estados Unidos que aún se recuerdan y veneran en estos tiempos. Que son inspiración de múltiples películas, series de televisión y libros.  Que se han vuelto íconos del jet set mundial, de la moda, del poder y de la historia moderna del mundo. 

Recorrí North Ocean Boulevard, en Palm Beach, Florida: una calle frente al mar con mansiones en color amarillo, blanco y azul pastel que quitan el aliento. Allí se conjunta la belleza de las olas del mar caribe, cabañas afrancesadas sobre la playa, donde se bañan los niños y cruzan a sus casas de ensueño y la apacible vida de los privilegiados que las habitan.

La razón principal para estar ahí fue llegar a la casa marcada con el número 1095, donde el Presidente Kennedy y su familia venían a recargarse de energía, principalmente en verano. Un sitio que te introduce a las escenas en blanco y negro de la vida documentada de los Kennedy. Pero la historia de los grandes líderes norteamericanos no termina en esa propiedad. A solo unos metros sobre la misma calle, se encuentra la casa que frecuentaba el Presidente Richard Nixon.

 

 

La leyenda de la familia Kennedy se puede encontrar en muchos lugares en el Condado de Palm Beach. Las playas y bahías donde la afamada pareja presidencial y sus hijos dieron rienda suelta a su afición por el mar y la navegación. La casa donde Jackie Kennedy se refugió después de la muerte intempestiva de su esposo. El yate “Honey-Fitz”, que además de servir al presidente Kennedy, también usaron los presidentes Truman hasta Nixon, y que ahora se posa en la bahía ofreciendo excursiones al público. Imperdible es el mural de Kennedy en gafas de sol que está justo afuera del restaurante “Camelot”, que honra las memorias de los Kennedy en esta ciudad.

Pero la suntuosidad de Palm Beach sigue en boga. Aquí se encuentra Mar-a-Lago, la Casa Blanca de Invierno de los presidentes de Estados Unidos. Su construcción en los años 20 fue testimonio del esplendor y exclusividad que las grandes fortunas del mundo encontraron en estas playas de Florida. Lo más impresionante fue encontrarme que ese momento el Presidente Trump se encontraba en la casa. Así que me topé con un poco más de seguridad al pasar por enfrente, pero para mi sorpresa nada comparado con los operativos de seguridad a los que personajes de medio pelo nos tienen acostumbrados en México.

Más allá de su gran clima, de sus afamados campos de golf, hermosas playas y mansiones, el Condado de Palm Beach es un excelente lugar para seguir los pasos de afamados personajes de la vida de los Estados Unidos (de los históricos y de los actuales). Este pequeño viaje es un testimonio de que Florida es más allá de los frecuentados Miami y Orlando.   

 

 

 

 

 

Isaac Macip

Especialista en comunicación y todo lo que a la palabra se refiere. Escritor, periodista, catedrático y ex funcionario público que escribe sobre las problemáticas sociales del mundo que le tocó habitar.